8 de Marzo 2019

desierto

Esto termina con la luz adormecida del desierto.
Mientras ella se despierta yo soy un hombre de barro ante el espejo.
En los poros del cuello se escapa la vida.
Me anima tanto a vivir y a escribir que siento traicionarla, porque aún no le he explicado que esta es mi última página.
De todos los viajes se acaba volviendo. Excepto del último.
Dejo la cantimplora a los pies de la cama, es una pequeña ofrenda, una nota de despedida. Gracias por el camino.
Cualquier guerrero de barro acaba sepultado. Se está levantando viento en el desierto. Creo que ha llegado el momento. Debo salir.
Soy muy feliz, he cometido los errores necesarios.

enfant terrible,
comentarios
comentarios