23 de Julio 2018

Backup

Necesito una desgracia para recalibrar la realidad. Una zona de turbulencias vital que me recuerde a la altura que me encuentro del suelo, y otorgue la perspectiva que siempre confiere el miedo a morir, y recupere en pocos segundos lo que me mantiene vivo. Al final, siempre aparecen las mismas caras y las mismas ilusiones. La correlación prácticamente siempre es uno. Mientras te abrochas el cinturón y piensas si esta vez será la última y te recriminas la cobardía a vivir cuando era lo único que había que hacer.
Mi incapacidad para vivir o, al menos, ser feliz haciéndolo, últimamente me ha hecho pensar que, quizá, mi finalidad pase por ser el backup de Claudia. Una copia de seguridad para su vida por si en algún momento ella necesita algo de mí. Desde entonces, me mantengo en forma, he abandonado cualquier tipo de vida nociva, y cuido con tiento cada uno de mis órganos vitales.
Vivo con la única esperanza que si ella necesita algo de mí, en algún momento, pueda disponer de ello. Creo que, en ese momento, todo habrá cobrado sentido.
Mientras tanto la miro y espero que no lo sepa nunca.

enfant terrible,
comentarios
comentarios